Ya sea la concesión de créditos, tramitación de consultas de los clientes, calculación de descuentos o aprobación de solicitudes: las decisiones empresariales operativas se toman en todas las empresas. Dado que las decisiones equivocadas a menudo vienen acompañadas por grandes riesgos y gastos, existen a veces normas definidas que se deben tener en cuenta en casos de decisiones equivocadas. Un gran problema se produce porque solamente algunos expertos entienden estos códigos y pueden llevar a cabo y de manera óptima las decisiones.

Gane un control directo sobre las decisiones operativas

Lo que produce las siguientes consecuencias de gran alcance:

  • Las decisiones se toman sin pensar y no son consistentes,
  • surgen riesgos y gastos, por ejemplo, a través de clientes insolventes o
  • el servicio de atención al cliente sufre porque, por ejemplo, los criterios de decisión para la concesión de descuentos no son claros.

Para que los riesgos se reduzcan al mínimo por las decisiones equivocadas, todo el equipo debería ser capaz de definir y ejecutar la lógica de decisión. Una gestión de decisiones basada en un software puede ayudarle a gestionar sus decisiones operativas junto con sus procesos y representarlos de manera transparente. Con la solución correcta, involucrará a todo el equipo cuando se trate de ejecutar las decisiones óptimas. Con ello podrá

  • llevar a cabo decisiones consistentes y óptimas a largo plazo,
  • reducir al mínimo los riesgos y gastos,
  • mejorar su cumplimiento,
  • documentar, gestionar y automatizar las decisiones con todo el equipo.

Establezca antes de tiempo una gestión profesional de decisiones en su empresa y asegúrese de que la ejecución de las decisiones diarias no es un tema puramente relacionado con la informática. ¡Las buenas decisiones provienen de sus expertos Know How! Proporcione a sus empleados las herramientas perfectas y mejore así su éxito empresarial.